¡Futuras parejas a punto de pasar por el altar! ¿Queréis tener un detalle especial con todos o algunos de los invitados a vuestro enlace sin que se os desfase el presupuesto? ¿Os apetece algo más personalizado además del regalo habitual? ¡Este es vuestro post!

A todos nos gusta sentirnos importantes para alguien pero, en algunas ocasiones, cuando asistimos a una boda hay tanta gente que es fácil acabar sintiéndose simplemente uno más. Seguro que hay mil y un motivos por los que habéis decidido invitar a una o a otra persona, muchísimas razones por las que os apetece que os acompañen ellos y no otros. Desde La Varita De Leire vamos a proponeros algunas ideas para que hagáis que todas las personas que participen en vuestro gran día se sientan requetespeciales sin apenas aumentar vuestro gasto. ¡Comenzamos!

  • Carta personal

Quizá sea lo más utilizado, pero sin duda es lo más efectivo. Lo único que necesitáis son bolis, sobres y papel. Bueno, y tiempo, que preparando una boda es lo único que nunca sobra. Tomaos un ratito cada ciertos días para coger vuestra lista de invitados y escribirle unas líneas a cada uno de ellos, sin duda acabarán emocionados. Una vez tengáis las cartas preparadas, lo único que hay que hacer es colocarlas en el lugar donde vayan a ir sentados para que, según vayan entrando al convite, lo vayan encontrando. Seguro que más de uno acaba con alguna lagrimita y pañuelito en mano.

  • Foto con los novios

Hay ocasiones en las que una imagen vale más que mil palabras, o eso dice el famoso refrán. En este caso, la idea es buscar una foto que tengáis uno de los novios con el invitado y revelarla para dejársela en el sitio el día de la boda. Lo único más o menos laborioso es encontrar las fotos con todos. Después, podéis utilizar algunas de las millones de ofertas que hay de revelado online para que os las manden a casa por un módico precio, o acudir a vuestra tienda de fotografía más cercada a que os las revelen allí.

Una vez tengáis las fotos, podéis meterlas en un sobre o incluso escribir unas palabras en la parte trasera de la imagen y, ¡voilá! Ya tenéis un detallito único, personal y… económico.

  • Chapas con frases originales

¡El detalle que más está de moda! Comprad un pack de chapas de esos que venden por diferentes plataformas (algunas incluso permiten la personalización de las mismas, aunque el precio aumenta ligeramente) y dejad una cerca del plato de cada invitado. ¡Recordad que debe sentirse identificado con lo que ponga!. Podéis elegir según la frase que más le represente de la variedad que tengáis a vuestra disposición, la que lleve la imagen con la que más se pueda relacionar, etc. Otra opción, si sois muy manitas y tenéis tiempo, es hacerlas vosotros mismos con cartón e imperdibles. El acabado no será tan perfecto pero tendrá ese toque especial que tienen las cosas que se hacen a mano y con todo el cariño.

  • Cartones con nombre y recuerdos:

La opción más económica. Muchas parejas, a la hora de organizar las mesas en su boda, deciden poner pequeños cartelitos para que los invitados, una vez se han localizado en el seating plan, sepan cuál es su sitio. Otras, en cambio, organizan las mesas pero no entran al detalle de decidir el sitio exacto de cada uno. Si sois de los primeros, podéis utilizar esos cartelitos para, en la parte trasera de dónde está puesto el nombre, dejar escrito algunos recuerdos que tengáis con esa persona, el mote por el que le llamáis cariñosamente, o alguna frase o momento que sepáis que le sacará una carcajada o una lagrimilla. De esta manera, no tenéis que invertir más dinero pero estáis consiguiendo el objetivo de este post: hacer sentir importantes a vuestros invitados.

¿No os terminan de convencer estas ideas (aunque son maravillosas)? ¿Tenéis alguna otra cosa en mente pero no sabéis cómo llevarlo a cabo? Contactad con nosotros y os atenderemos sin compromiso y con la mejor de nuestras sonrisas. 

¡Os esperamos! 🙂